19 mayo, 2016

Exitosos

Paisaje Productivo Cuenca Dagua_Foto_Sebastian Orjuela

Recuperación y Conservación de Ecosistemas Estratégicos mediante la Sensibilización, el conocimiento, promoción y el proceso para la Declaración y registro de Reservas Naturales de la sociedad Civil de Relictos de Bosque Subxerofitico del Cañón del Río Dagua.

Uno de los ecosistemas de gran importancia dentro del Municipio de Dagua, es el representado por el Enclave Subxerofitico, el cual desde años atrás ha sido objeto de interés para algunos investigadores, ya que contrasta sus características secas (900 m.m. precipitación), en medio de una región de alta humedad y precipitaciones elevadas. Sin embargo, la presión antrópica a la cual ha estado sometido,  por el desconocimiento de su valor paisajístico, biológico, y genético, ha sido disminuido de una manera drástica (queda menos del 1% de este ecosistema en la región), encontrándose en la actualidad sumido a pequeños relictos que con el paso del tiempo tienden a desaparecer. A pesar de lo anterior, la autoridad ambiental como la CVC y algunos estudios a nivel internacional como el realizado en el año 2003 lo han catalogado como de suma importancia recuperar y conservar (Identificación de Áreas prioritarias para la Conservación de Cinco Eco regiones en América Latina: GEF/1010-00-14 Ecoregión Chocó – Darién). Lo anterior, ha generado gran preocupación e interés local y el deseo en participar de procesos que permitan la recuperación y conservación de este Ecosistema, el cual cuenta con especies de flora y fauna endémicas y que se encuentran en peligro de desaparecer (ej. Cactus – Melocactus loboguerreroi), dada su disminución progresiva.

Así mismo, la CORFOPAL, con el acompañamiento permanente de la CVC, ha realizado diferentes acciones como la Realización de un estudio predial para identificar áreas de intervención en el proceso de Conservación de la Biodiversidad del Enclave Subxerofitico de Dagua. La organización del evento de lanzamiento de la Campaña de Sensibilización de la Importancia del Enclave Subxerofitico, en el marco de la Celebración del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación en el Municipio de Dagua y el convenio para Aunar esfuerzos Técnicos y Económicos para la Promoción de Reservas Naturales de la Sociedad Civil y Formulación de Cinco (5) Planes de Manejo para Reservas en proceso de Registro en la zona del Enclave Subxerofitico del Cañón del Río Dagua.

CORFOPAL concluyo con éxito el convenio de asociación con la CVC cuyo objeto fue “Aunar esfuerzos técnicos y económicos para realizar el diseño para la implementación de acciones de manejo con sistemas productivos agroecológicos en reservas naturales de la sociedad civil del municipio de Dagua”, dando como resultado la implementación de una parte de los planes de manejo en lo concerniente al establecimiento de sistemas agroecológicos y de producción limpia, así como la recuperación de corredores y áreas de la zona de conservación de las reservas. Dando respuesta a la necesidad de que estas áreas de reserva de la sociedad civil comiencen con el diseño y el proceso de reconversión productiva y tecnológica para la implementación de modelos productivos agroecológicos y silvopastoriles pilotos, pasando  por varias etapas hasta lograr un equilibrio de los ecosistemas; paralelo al establecimiento y fortalecimiento de sistemas productivos armónicos, eficientes y competitivos logrando fortalecer también las economías campesinas, de tal modo que estas puedan sostener en el tiempo y el espacio estas iniciativas.

En el marco de quinta convocatoria del Fondo para la Acción Ambiental y la Niñez, con el fin de fortalecer el Sistema Departamental de Áreas Protegidas (SIDAP), a través del aumento de Reservas Naturales de la Sociedad Civil asociadas a ecosistemas estratégicos, en la zona asociada al ecosistema de bosque seco, se formularon 13 planes de manejo de reservas de la sociedad civil en proceso de registro ubicadas en el Corregimiento El Limonar, Vereda El Chilcal; y corregimiento de San José del Salado.

Aumento de la cobertura boscosa a través de la Reforestación y Aislamiento de zonas de nacimiento y áreas desprotegidas con establecimiento de Guadua (Guadua angustifolia) y bosque natural protector-productor.

El programa de reforestación, se establece, debido a que parte del territorio localizado en la cordillera occidental, del cual hace parte el Municipio de Dagua, se han producido procesos de asentamientos humanos, los cuales han generado una serie de situaciones ambientales, como la ampliación de la frontera agrícola y ganadera, acompañada de inadecuadas practicas agropecuarias, tala indiscriminada de árboles, presencia de quemas, entre otras, trayendo como consecuencia, la presencia de erosión desde moderada hasta severa, disminución de la materia orgánica en los suelos y pérdida de suelo por procesos de lavado y escorrentía, que aunado a la pendiente generan un gran problema como es el de la sedimentación de la Bahía de Buenaventura localizada en la Costa Pacífica Colombiana, donde se requiere realizar constantemente el dragado para permitir el paso de barcos de gran calado que realizan la importación y exportación de productos hacia Colombia en un 80%.

Una vez identificados los sectores susceptibles de reforestación y aislamiento con el apoyo de la autoridad ambiental departamental (CVC), se realiza el acercamiento con el o los propietarios de los predios, para así, establecer un contrato de ejecución de obra. La mano de obra se contrata con personal de la localidad, en especial hombres con grupo familiar numeroso y mujeres cabeza de familia. Los recursos para realizar dicha obra provienen de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, quien destina un 80% de los recursos para la mencionada labor y el 20% restante la asume el propietario del predio consistente en bienes y servicios (mano de obra, herramientas por ejemplo). La organización Corfopal, participante en el convenio, apoya el proceso mediante recorridos de reconocimiento de las áreas a intervenir, elaboración de los contratos, transporte y entrega de insumos, elaboración de informes, así como del seguimiento y asistencia técnica durante la ejecución del proyecto.

Durante la ejecución del proyecto, se realiza la medición del área utilizando GPS, trazado, ahoyado y siembra de los árboles de acuerdo a las especificaciones técnicas de la especie a plantar. En los predios donde la precipitación es baja se aplica un hidroretenedor para garantizar la supervivencia de las plántulas.

Uno de los componentes más importantes lo constituye, el apoyo técnico y económico para los mantenimientos de las reforestaciones (actividades que en el pasado no se realizaban), ya que para asegurar la sostenibilidad de los establecimientos de las plantaciones lo constituye los mantenimientos, que consisten en realizar la resiembra, un plateo (limpieza de plantas no deseables en un radio de acción de un metro de la plántula) y la aplicación de fertilización orgánica y o química dependiendo de las características del suelo, cada seis meses, durante tres (3) años.

Logros: La CORFOPAL con el apoyo de los recursos económicos de la CVC y los recursos humanos de la comunidad, ha logrado el aislamiento con alambre de púa y el establecimiento y mantenimiento de 274.65 hectáreas de árboles adaptados a la región. Generación de empleo temporal de mano de obra no calificada para más de 80 personas de familias numerosas y mujeres cabeza de familia. Actualmente se están aislando 2,5 km de boques ribereños y reconversión de 4,5 ha de ganadería a Sistemas Silvopastoriles en San Jose del Salado.

El complejo Humedal alfa, es un humedal interandino lacustre y permanente-estacionario, localizado en la parte alta de la Cabecera del Municipio de Dagua, al cual le llegan el afluente denominado alfa  que permite el depósito y almacenamiento de agua, que luego de un largo recorrido con alta pendiente, es captado y abastece el acueducto de la Cabecera Municipal de Dagua, el cual, tiene una cobertura para el consumo de agua potable para una población de 12.000 habitantes. La importancia de recuperar y proteger el Humedal alfa se genera por dos situaciones que se presentan con el mismo y que son el establecimiento de  una plantación de Eucalipto, por la empresa multinacional Smurfit Kappa, Cartón de Colombia, en la zona de influencia del Humedal, lo que causó el rechazo de la población, generando diferentes manifestaciones de la población civil, entre otras, una marcha pacífica hasta una zona cercana al humedal con autoridades municipales (alcalde y un grupo de concejales), organizaciones comunitarias, ongs y juntas de acción comunal. La otra situación fue la preocupación por la comunidad, sociedad civil y la autoridad ambiental por el desconocimiento, manejo y conservación de la biodiversidad, caracterización del marco hidrológico y geológico de la zona, restauración y manejo de la biodiversidad, así como el fortalecimiento de la cultura ambiental ciudadana y participación comunitaria que permitiera lograr una figura de conservación, que en la actualidad no posee.

Con el fin de poder iniciar acciones en defensa, recuperación y conservación del Complejo Humedal Alfa, la CORPORACION AMBIENTAL Y FORESTAL DEL PACIFICO, ejecuto la Formulación del Plan de Manejo Ambiental del Humedal Alfa, con recursos económicos y técnicos provenientes de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), teniendo en cuenta además, la  Resolución 157 de Febrero 12 de 2.004 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y siguiendo los parámetros y  metodología Ramsar. Así mismo, con recursos de CVC se establecieron Nueve (9) hectáreas en Guadua (Guadua angustifolia) en las zonas de protección.

Finalmente, se realizó el convenio con Acuavalle (Empresa Prestadora del Servicio de Acueducto y alcantarillado del Municipio de Dagua) para articular un proceso de sensibilización ambiental a nivel educativo, de aislamiento y reforestación con cercas vivas en la zona de nacimiento de la fuente que abastece el Humedal Alfa.

La vereda la Garza, se encuentra ubicada en la margen izquierda de la vía que de Cali conduce a Buenaventura en el Km 56. Cuenta con una población aproximada de 240 personas y 40 viviendas, en su mayoría desarrollan actividades agrícolas dentro de sus parcelas, principalmente el cultivo de caña. Así mismo realizan actividades agropecuarias de subsistencia como es el cultivo de frijol, maíz, plátano, entre otros. Con respecto, a los servicios básicos y equipamiento, la vereda carece de vías pavimentadas, siendo la mayoría de los caminos peatonales, el puente colgante de acceso sobre el río Dagua se encuentra en mal estado, dificultando el tránsito de las personas y la comercialización de los productos de la zona. Cuentan con un centro educativo a nivel primaria y no tienen centro de salud. Tienen servicio de energía eléctrica, telefonía móvil, no tienen alcantarillado, ni un sistema de acueducto.

Teniendo presente que el agua es un recurso vital para el desarrollo humano, la forma como se abastece esta población de agua no es la más adecuada generando dificultades en la forma de captación, tratamiento, distribución y manejo. Puesto que la población se provee del agua de la quebrada Chaparraloza, en la cual existe una estructura de captación consistente en un muro y un canal de derivación. Posteriormente el agua llega a una poceta donde se distribuye por gravedad hacia las viviendas por medio de mangueras de polietileno elaboradas con material reciclado, las cuales se utilizan tanto para el consumo humano como paras las actividades productivas. En la mayoría de las viviendas, no existe reguladores o llaves de paso, ya que la presión de la gravedad separa las uniones, por lo tanto el agua sale continuamente sin ningún control. Lo que genera una serie de problemáticas tanto a nivel comunitario como ambiental que a continuación se relacionan:

  • Enfermedades de la piel y gastrointestinales por la mala calidad del agua
  • No contar con el recurso hídrico en épocas de sequía
  • Conflictos entre vecinos por el manejo de las mangueras y distribución del agua
  • Desperdicio del recurso agua
  • La producción agrícola se afecta por exceso o deficiencia de agua, no hay un sistema de riego controlado

En la actualidad, la CVC con recursos del año 2.010 realizó para la primera etapa del proyecto “Gestión Integral del recurso hídrico en la vereda La Garza, municipio de Dagua, Valle del Cauca”; realizando el diseño hidráulico y estructural del proyecto. Con respecto a la parte constructiva se hicieron la bocatoma y  dos tanquillas rompecarga. A su vez, se desarrolló con la comunidad un proceso de fortalecimiento organizacional de a la junta de acción comunal y de conformación de una junta administradora del acueducto.

El presente proyecto plantea continuar con una segunda etapa, consistente en lograr la conducción del agua desde la bocatoma hasta el desarenador, al cual se le harán unas adecuaciones para que quede funcional. Se realizará también,  la conducción del desarenador hasta el tanque de almacenamiento, el cual se construirá este último, en su totalidad. Dentro de las actividades se tiene contemplado realizar talleres de sensibilización y capacitación en fortalecimiento organizacional, fortalecimientos en gestión de riesgos y fortalecimiento en gestión ambiental.

En esta etapa se realizaron talleres donde se identificaron y concertaron los objetivos y valores objeto del territorio, los servicios ecosistémicos que genera, los actores que afectan y se benefician, las amenazas que los afectan, las soluciones posibles, las limitantes y también las oportunidades del proceso. Uno de los análisis más importantes realizados y concertados fue la identificación predial a partir de la cartografía social, que arroja información diferente a la institucional y también la zonificación y la determinación de los usos del suelo. Igualmente se construyó la visión actual del territorio y la visión de futuro con la cual se estructuró el plan de manejo. Lo anterior se desarrolla a través de talleres y visitas personalizadas a propietarios, por lo general terratenientes, que no asisten al proceso continuamente.

En el marco del convenio 221 de 2010 CORFOPAL realizó la primera fase del estudio de evaluación de la dinámica, estructura y composición del bosque por medio del establecimiento de  parcelas permanentes. Se establecieron cinco parcelas de 20 x 50 m (1000 m2), distribuidas al interior de la reserva, teniendo en cuenta el estado sucesional, la topografía y la accesibilidad del bosque. Cada parcela se delimitó con tubos de PVC de 1 m de alto, y se dividió en cuadrantes de 10 x 10 m, delimitados igualmente con tubos de PVC, e identificados por  secuencias de dos dígitos separados por comas, en donde el primer par indica el número de la columna, y el segundo indica el número de la fila (Ej. 00,10, es decir el cuadrante de la primera columna y la última fila). Cada cuadrante de 10 x 10 m. fue dividido en subcuadrantes de 5 x 5 m. delimitados con tubos de PVC de 1 m de altura, los cuales no llevan marca numérica. Se pintó solamente el extremo superior del tubo con pintura de aceite de un color vistoso (naranja o amarillo) para que pueda ser encontrado sin dificultad. Cada parcela fue georreferenciada y brevemente descrita en relación con la topografía y su ubicación en la reserva.